Moldes S2 de Earprotech – Review

Tras un tiempo usando los moldes S2 de Earprotech me decido a escribir esta review.

El equipo que he usado han sido unos Shure SE535 + Fiio E17 en un MacBook Pro, Galaxy S4 y Sansa Clip Zip.

Earprotech

Tras dudar bastante entre hacerme unos CIEM (custom IEM) o esperar me encontré con ACS, que me llevó a Earprotech, empresa partner de ACS quienes trabajan en España. Es una empresa dedicada a productos relacionados con el cuidado del oído, orientados principalmente a músicos y audiófilos.
En su catálogo disponen de varios tipos de protectores para el oído (ya sea para ruido o el baño), monitores custom de ellos y los propios moldes S2.

Moldes a medida

El proceso de compra fue relativamente sencillo. Al ser a medida primero te indican que debes ir a un audiólogo (ya sea uno de sus colaboradores o en cualquier centro) para que te realicen unas “impresiones” de tu oído, las cuales se enviarán al laboratorio de Earprotech donde fabricarán los moldes. En dos semanas aproximadamente los tienes puestos en casa.

Precio a junio del 2013: 119€

¿Por qué escoger unos moldes a medida?

Aquí entra un poco el juicio de cada uno. Personalmente los cogí porque quería comprobar si realmente se notaba una mejoría en la nitidez del sonido, y por la comodidad que pudieran ofrecerme. Las almohadillas de mis Shure SE535 me “cansaban” el oído tras estar cierto tiempo con ellas.
Luego está la reducción de ruido que realmente influye a la hora de escuchar música, y dependiendo los auriculares y almohadillas que hayamos estado usando se notará más o parecido.

Mi opinión

Ante todo tengo que hablar de la seriedad de esta empresa. Desde el primer momento que me interesé en sus moldes, han estado muy atentos conmigo. Cualquier duda que haya podido tener la han resuelto normalmente en menos de un día, además de haberme llamado al teléfono para comentarme qué tipo de molde (hay sólo canal y molde completo) sería mejor para según qué actividad, o si ha habido alguna incidencia (no les quedaba el color negro en ese momento). Siempre atentos.

Respecto a los moldes, sí se nota diferencia. En cuanto a la música, como he dicho antes aumenta la nitidez de la misma. Los bajos se perciben mucho mejor y hay un sonido mucho más amplio al ir directamente al canal. Sobre la comodidad de los mismos, al estar hechos a medida me he pasado bastantes horas al día con ellos puestos sin que el oído se canse tanto como llevando unas almohadillas normales. Es cierto que, en mi caso, hacen que mis Shure sobresalgan debido a que escogí los moldes completos, pero tampoco es un mayor problema. Por último hablar de la reducción de ruido, que viniendo de unas almohadillas de espuma no se nota una mejoría enorme, pero es cierto que atenúa bastante el ruido.

Lo mejor:
— Sonido más nítido.
— Se pueden lavar.
— Más comodidad que usando almohadillas convencionales.
— La atención al cliente es excepcional.

Lo peor:
— El precio al ser específicos de un auricular.
— El tiempo que tardan en hacerlos (tampoco demasiado).
— La colocación en el oído puede resultar algo pesado al principio.

Cualquier duda podéis escribirla en los comentarios. 😉

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *